Reparar la puerta de garaje

Porque queremos tu bienestar y sabemos que hay pequeños problemas muy simples de resolver, te damos ciertos consejos de cerrajería para que tú mismo puedas abrir la puerta de tu garaje en caso de que el portón abra pero no cierre, o viceversa.

reparar puerta garaje

Antes de empezar, estos artículos pueden gustarte:

  • Pérdida de fuerza del portón: En muchas ocasiones el sensor de luz de seguridad que se encuentra detrás de la puerta deja de funcionar, esto lo puedes chequear si el mismo no está encendido o permanece parpadeando. El problema puede deberse a una debilidad en la fuerza de bajada de la puerta del garaje. Si ésta es muy débil, la puerta no cerrará o no abrirá.
  • Problemas con la energía eléctrica: Si el control remoto de la puerta no funciona seguramente es porque falla la corriente eléctrica del sistema. Verifícalo enchufando algún aparato eléctrico en la toma de corriente, así sabrás si efectivamente hay problemas con la energía eléctrica.
  • Fallos con el resorte: En muchas ocasiones el resorte de la puerta se oxida o rompe debido al hielo del invierno provocando que la puerta o portón no funcionen. Comprueba si el problema es este.
  • Problemas con el control de la puerta: En muchas ocasiones el control remoto funciona pero el control de la puerta no. En este caso lo primero que debes hacer es revisar si la luz del mismo está encendida. Si está apagada, retira el cable del timbre de los tornillos ubicados en las terminales del abridor. Provoca un corto  con un cable en los terminales rojo y blanco. Si el abridor funciona, busca la conexión que no trabaja en el control de la puerta. Seguramente el problema está en un cable roto o en las conexiones de los cables.
  • Cuando la puerta del garaje se abre: En muchas ocasiones el control remoto tiene algunos botones encendidos. Asegúrate de mantenerlos apagados. Si la puerta se abre y cierra sola, retira el cable del timbre de la puerta y quédate sólo con el control remoto.
  • Trancas en las puertas: Muchas veces las puertas del garaje abren y se quedan atoradas, lo que posiblemente se debe a atascos en los sistemas o a la fuerza de subida. Para ello, debes aumentar el volumen de la fuerza de subida de la puerta.
  • Cuando no encienden las luces del abridor: Seguramente los fusibles están quemados, debes reemplazarlos. Lo ideal es usar aquellos de más de 75 vatios.

Si no tienes alguna duda contacta con cerrajeros profesionales, como nuestro equipo de 24horasurgente.

Última Modificación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!